Diversity

¡Me tienes hasta el moño!

¡Me tienes hasta el moño!, o lo que es lo mismo, ¡hasta el mismísimo coño! No sabéis de quién estoy hablando, ¿Verdad?
Del famoso grupo de WhatsApp del colegio de mi hija, que a parte de silenciarlo por el resto de mi vida, no he encontrado ninguna opción más para fulminarlo sin ser evidente.
¡Lo odio con todas mis fuerzas! ¡No sabéis hasta que punto! Si tenéis hijos y grupos de este tipo, seguro que entendéis a lo que me refiero, ya que por lo visto esto es una epidemia mundial.
Yo creo que al principio de cada curso reparten una circular de: “Cómo tocar las narices en el grupo para padres”,  y yo siempre soy la última en enterarme.
Estoy harta de los típicos mensajes como: 
¡Hola mamis y papis! ¿Alguien tiene el pañuelito de Pablito que ha utilizado en el recreo? Es sólo un Kleenex, pero es que le tiene taaaanto cariño…. besiisss 
…Ya empezamos. 
Un mensaje de este tipo significa una avalancha de 6 horas seguidas de mensajes contestando tipo:
Yo no lo tengo
Yo tampoco
¡Esperamos que lo encuentres pronto!
¡Pobre Pablito! Yo no lo tengo… Y así hasta que contestan los 24 padres, pero la cosa no queda así, que después la madre que ha empezado nos cuenta la historia del pañuelo, y las mamis vuelven a contestar ¡Una por una!
whats_xoptimizadax-644x362
¿No es mejor que conteste la que lo tiene y punto? Así acabaríamos antes ¡Coño! Que después voy toda emocionada a abrir el whatsapp pensando que un admirador secreto me ha enviado 234 mensajes pidiéndome una cita, y me encuentro con esto. O hay que decir algo importante y como ya de costumbre no los leo, dejo que mi hija en el día de la nieve vaya en bikini… ¿Me explico?
Pero ya que estamos, no sólo me molesta eso. Me molestan muchas mamis en sí. Punto. Hay una gran diferencia entre ellas y yo, y son más que evidentes. ¡Cómo se nota que sois mamis primerizas!, cuando llevéis varios años de grupos,  manualidades y demás veréis cómo cambia la cosa…
Por las mañanas van bien vestidas, con faldas de tubo, taconazos de la ostia, blusas escotadas pero sin enseñar nada, pelos alisados que parece que se hayan levantado a las 5 de la mañana para ir a la pelu, cochazos super mega extra limpios…. Y luego estoy yo, que me calzo unas sandalias de playa, una camiseta básica, un pantalón vaquero, un moño choni y mi coche… Sobre todo mi coche,  yo creo que si abro las cuatro puertas podría hacer la fiesta de la paloma.
No he visto tanta miga y mierda en el suelo de un coche como en el mío. Y lo limpio ¿Eh? De verdad que sí, pero tengo dos hijas que meriendan todas las tardes, y que queréis que os diga, tengo cosas más interesantes que hacer que pasar el aspirador cada día o prohibirles comer dentro por no ensuciar. Que la vida son dos días y uno ya lo perdemos limpiando.
Pues nada… Que sólo me quedan unos 12 años más para poder eliminar el grupo de los papis y ya estoy contando los días.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.