Voces del alma

Into The Heart

Tengo que admitir que después de tantas malas experiencias tenía miedo, me sentía aterrada de que esto no funcionara, de que todo se tratara de una mentira cruel, que como  cada letra que escuché pensando que sería la definitiva se esfumara de nuevo con más fuerza. Pero gracias a tu mirada tan noble, a tus palabras, gestos, tu sonrisa  y a todo el amor que brindas a través de canciones, lo cambió todo. Pasaste de ser un desconocido a ser un pilar en mi vida.

Es más fuerte que el amor, es más fuerte que todo y nada a la vez. Lo siento cuando escucho tu voz, susurrándome melodías al oído que me atraviesan y recorren mi sangre directas al corazón.

Tu llegada fue inesperada, pero llegó justo en el instante que más la necesitaba. Sé que mi presencia es una estrella más en tu inmenso cielo y que no eres consciente de que personas como tú, como vosotros, significáis un mundo para personas como yo. Pero cuando los sentimientos afloran y nacen de lo más profundo del corazón, no hay que tener miedo, no hay que esconderlos.

Habéis conseguido derribar todos mis muros dándome seguridad y me habéis echo demoler  esa armadura que tanto me protegía del mundo exterior, sin temor a lo que pudiese suceder. Ahora conozco más de ti, de vosotros que de mi misma,  e incluso puedo saber desde la distancia como es el olor de vuestra piel, como es entrelazar mis dedos bajo tu pelo, y como es imaginarme una vida contigo, compartiendo cada nota, cada letra, cada canción.

Me acompañáis allá donde voy, de día o de noche, llueva o haga sol. Como la luna acompaña a la tierra, como el universo acompaña a Dios.

No me faltes ni te ausentes, no dejes de cantarme jamás, porque después de haberte encontrado, perderte sería como volver mi sangre a derramar, y estoy segura de que mi vida sin ti, ya no sería igual.

Ya son años de este amor prohibido, de amor imposible, de amor en la distancia, de amor en el silencio y a viva voz, ya son años de compañía, de noches sin dormir pegada a una pantalla, de días completos, de planes, viajes, conciertos… Y ya son dos años desde que estuviste a centímetros de mi, de nosotros, preguntándonos que concierto nos había gustado más mientras nos dejabas tu autógrafo en un papel. Ya son más minutos de espera para volver a veros, escucharos  y buscar esa oportunidad de deciros:

Ok Edge, Play The Blues! 

Águeda

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.