Profesor cupido

Vida de soltera después de los 40

Te encuentras de nuevo soltera y crees que ya no eres tan joven como hace unos años en los que te importaba un pimiento si mantenías una relación o no.

Ahora tienes 40 primaveras y de pronto, te ves envuelta en una situación que hace unos meses no pensabas verte nunca. Estar soltera con 40 años.

¿Y qué pasa ahora? Nada. Que la vida sigue, y además te ofrece muchas ventajas que antes mientras veías una serie completa de Netflix desde el sofá abrazada a tu churry, no veías. Y es que, a esta edad, se pueden hacer muchas cosas increíbles y satisfactorias. Quizás, me atrevería a decir, más placenteras y alocadas que con 20 años menos.

Si tienes hijos, deberás hacer todas estas cosas cuando le toquen los niños a tu ex, pero si en el paso de la vida, por la razón que sea te has quedado soltera y sin compromiso… ¡Hay Amiga…! Ahora empieza lo bueno.

Tienes todo el tiempo del mundo y el paso de los años te ha dado experiencia en muchos campos, por lo que no vale ir de novata, si no pisando fuerte y con tacones bien altos.

Puedes ligar, tontear o tener amigos con los que seguir experimentando sin compromiso, incluso puedes darte el caprichito de probar un joven sin experiencia  y enseñarle todo lo que sabes.

Puedes socializar  con una base resistente, es decir, acudir a actos donde la protagonista vayas a ser tú y dejes a todo el mundo con la boca abierta.

 

Puedes pasarte horas y días tirada en el sofá sin preocuparte de la cena o cualquier situación, ya que cuando estás en pareja no sueles permitírtelo.

Puedes salir a pasear, hacer amigos, salir a cenar sola, en compañía, o tener una noche de pasión bajo la luz de la luna en algún lugar desconocido.

Si decides ir en busca del amor, ¡Estas de suerte! A partir de los 40 no es que sea más fácil encontrar el amor que a los 20, pero somos más selectivas a la hora de escoger a la persona. Tenemos más seguridad en nosotras mismas y solemos saber lo que queremos en todo momento.

Y si, por el contrario, decides tomarte un tiempo sabático, No te preocupes. Vivir sola y disfrutar de la soledad y lo que todo ello conlleva, puede ser el mayor placer del mundo.

Hagas lo que hagas, ¡Disfrútalo!

Águeda

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.