Cultura

Libros imprescindibles para tardes de otoño

¿Hay algo más relajante que zambullirse en un buen libro tras un duro día de trabajo? La respuesta puede variar según el interlocutor pero, para los amantes de las letras, sólo existe una opción: ¡No!

Así que os traemos unos cuantos libros que no os podéis perder:

Cara de pan, de Sara Mesa

«La primera vez la coge tan desprevenida que se sobresalta al verlo.» El encuentro se produce en un parque. Ella es Casi, una adolescente de «casi» catorce años; él, el Viejo, tiene muchos más. El primer contacto es casual, pero volverán a verse en más ocasiones. Ella huye de las imposiciones de la escuela y tiene dificultades para relacionarse. A él le gusta contemplar los pájaros y escuchar a Nina Simone, no trabaja y arrastra un pasado problemático. Estos dos personajes escurridizos y heridos establecerán una relación impropia, intolerable, sospechosa, que provocará incomprensión y rechazo y en la que no necesariamente coincide lo que sucede, lo que se cuenta que sucede y lo que se interpreta que sucede. Una historia elusiva, obsesiva, inquietante y hasta incómoda, pero al mismo tiempo extrañamente magnética, en la que palpitan el tabú, el miedo al salto al vacío de la vida adulta y la dificultad de ajustarse a las convenciones sociales… La ambiciosa carrera literaria de Sara Mesa da un nuevo paso adelante con esta novela sobre dos seres desarraigados cuyos destinos se entrecruzan en un parque, una defensa de la inadaptación y la diferencia.

El rey recibe, de Eduardo Mendoza

Barcelona, 1968. Rufo Batalla recibe su primer encargo como plumilla en un periódico: cubrir la boda de un príncipe en el exilio con una bella señorita de la alta sociedad. Coincidencias y malentendidos le llevan a trabar amistad con el príncipe, que le encomienda, entre otras cosas, escribir la crónica de su peculiar historia. El opresivo ambiente de la gris España franquista pronto se quedará pequeño para Rufo, que viajará a Nueva York con poco dinero, grandes esperanzas y el difuso objetivo de hacer algo emocionante con su vida.
Rufo Batalla será testigo de los fenómenos sociales de los años setenta, como la igualdad racial, el feminismo, el movimiento gay o el desplazamiento de los grandes centros culturales y la deriva de la cultura hacia nuevas formas de expresión, fenómenos que en buena parte hicieron del presente lo que es hoy. Y dejará constancia, no tanto de los hechos como de la forma en que lo vivieron quienes los presenciaron.
Con la conocida unión de maestría narrativa y refinamiento estilístico del autor, personajes reales e imaginarios, típicos del universo de Eduardo Mendoza, se dan la mano en esta novela, brillante inicio de la trilogía Las Tres Leyes del Movimiento, que recorrerá los principales acontecimientos de la segunda mitad del siglo XX.

‘Feliz final’, de Isaac Rosa

Esta novela reconstruye un gran amor empezando por su final, la historia de una pareja que, como tantas, se enamoró, vivió una ilusión, tuvo hijos y peleó contra todo ―contra ellos mismos y contra los elementos: la incertidumbre, la precariedad, los celos―, luchó para no rendirse, y cayó varias veces.
Cuando el amor se acaba, surgen las preguntas: ¿dónde se torció todo?, ¿cómo hemos acabado así? Todo amor es un relato en disputa, y los protagonistas de éste cruzan sus voces, confrontan sus recuerdos, discrepan en las causas, intentan acercarse. Feliz final es una autopsia implacable de sus deseos, expectativas y errores, donde afloran rencores sedimentados, mentiras y desencuentros, pero también muchos momentos felices.
Isaac Rosa aborda en esta novela un tema universal, el amor, desde los muchos condicionantes que hoy lo dificultan: la precariedad y la incertidumbre, la insatisfacción vital, las interferencias del deseo, el imaginario del amor en la ficción…
Porque es posible que el amor, tal y como nos lo contaron, sea un lujo que no siempre podemos permitirnos.

‘La muerte del comendador’ , de Haruki Murakami

En plena crisis de pareja, un retratista de cierto prestigio abandona Tokio en dirección al norte de Japón. Confuso, sumido en sus recuerdos, deambula por el país hasta que, finalmente, un amigo le ofrece instalarse en una pequeña casa aislada, rodeada de bosques, que pertenece a su padre, un pintor famoso.
En suma, un lugar donde retirarse durante un tiempo. En esa casa de paredes vacías, tras oír extraños ruidos, el protagonista descubre en un desván lo que parece un cuadro, envuelto y con una etiqueta en la que se lee: «La muerte del comendador». Cuando se decida a desenvolverlo se abrirá ante él un extraño mundo donde la ópera Don Giovanni de Mozart, el encargo de un retrato, una tímida adolescente y, por supuesto, un comendador, sembrarán de incógnitas su vida, hasta hace poco anodina y rutinaria.
Este primer volumen de la novela La muerte del comendador es un fascinante laberinto donde lo cotidiano se ve invadido de señales indescifrables, de preguntas cuya respuesta todavía está lejos de vislumbrarse. El lector, al igual que el protagonista, deberá permanecer muy atento. Tenemos ante nosotros, un nada disimulado homenaje “al gran gatsby”.

RECOMENDACIÓN RED ROSE:

EL ARTISTA DEL CIELO: El misterio del Caso Barceloneta, de Alexia Domínguez.

Un hombre corre por la orilla de la Playa de la Barceloneta. Se oye su respiración entrecortada. Está amaneciendo.
A lo lejos algo choca contra las olas. ¿O son las olas las que chocan contra algo?
El runner se aproxima manteniendo el ritmo; el bulto tiene forma humana. Rebaja la velocidad y se frena a pocos metros. ¿Lo es? ¿Es un hombre? Se acerca vacilante.
Una figura desnuda, con una fea cicatriz en el centro del pecho, reposa sobre la arena. Las olas cosquillean sus pies. La piel parece resbalar de su cuerpo. Su rostro se contrae en una aterradora mueca donde unos ojos vacíos y unos labios morados deforman su expresión en un grito desesperado.

Diferentes mundos se entrelazan con el hallazgo de un cadáver en la playa de la Barceloneta. Apasionante, adictivo, una novela negra con toques de humor justo en los momentos precisos, sin duda, te deja con ganas de más (y esperamos que así sea).

Alexia Domínguez nos trae su primera novela negra, estudiada, con detalles acertados, descripciones tan precisas que puedes sentirte dentro de la historia en todo momento. ¿Lo mejor? los perfiles de los protagonistas, sin cabos sueltos, definidos y con personalidades muy dispares.

Podéis seguir a la autora en su instagram @laescrituraolavida, allí descubriréis cómo nace esta apasionante historia.

Esperamos que os leáis todos los libros y pronto tengáis ganas de más.

Luzía M.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.