Diversity

Comer sin engordar

Hay un tema que me tiene bastante indignada y es que a la mayoría de gente que conozco engullen como cosacos y no engordan. Y diréis, ¿Cuál es el problema?

El problema viene cuando yo, una persona que intenta cuidarse, que mira cada caloría que come, que si un día se pasa está 3 días a dieta, y que con sólo pasar por delante de una panadería y oler a bollos ya engorda 20 kilos, no entiende como una persona que no se cuida, no mide las calorías, que cena Burguer King cada fin de semana, que se zampa una chocolatina a deshoras tamaño atlántico, que cuando va al cine se pide el combo más grande que existe y no deja ni una palomita escondida entre los asientos, no engorde ni un kilo, por decir un número.

                      

Y es que por mucho que hagan, no ganan peso. Pero es que yo lo gano por ellos. Sin hacer nada, sólo con ver cómo comen.

Y me indigna, me indigna de verdad, pero no por verme más grande o  más gorda, porque de todas formas estoy espectacular, divina y buenísima y me quiero en cualquier talla, si no por dejar mi cartera a cero cada vez que engordo o adelgazo y he de compararme ropa de nuevo. Porque nunca subo o bajo las mismas tallas. Soy como un yoyó desorientado, y o me paso o no llego.

De todas formas, este fin de semana que he quedado con unas amigas “No gordings” para ir a cenar me voy a poner hasta el culo con la esperanza de que algún kilo mío se lo quede alguna de ellas…

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.