Gestión emocional

Superar la Navidad

Siempre he pensado que la gente se divide en 2; los que adoran la navidad y todo lo que conlleva y los que la detestan y les entra ansiedad sólo de pensar en afrontar otro año de incómodas comidas y eventos familiares.

Todo el mundo tiene interiorizado el hecho de que en Navidad “hay que portarse bien” “hay que perdonar” “hay que dejar pasar”, así como las pautas de comportamiento correctas para con la familia (sobretodo con la que no nos llevamos del todo bien). Si bien no, los anuncios navideños y las televisión en general nos han hecho caer en esos ideales y, claro, si no se cumplen a la perfección nos frustramos.

Pero la pregunta es; ¿todos somos iguales? ¿qué pasa con la gente que no tiene familia? ¿qué pasa con los que sí pero no pueden verla? ¿o los que sólo tienen familia política?

Pues respira, no eres el único.

No estás sol@ en Navidad

Muchísimas más personas de las que nos pensamos están en tu misma situación y, por muy asombroso que parezca, es más común de lo que nos imaginamos. Lo más importante para no dejar vencer a la nostalgia o caer en una depresión navideña, si somos propensos a entristecer, es mantenerse activo y no centrar toda la atención en nosotros mismos en forma de auto-compasión.

Vamos a darte unos consejos para llenar los días de tu época navideña:

1- VIAJA

Lo mejor para no centrarse en uno mismo es viajar, puedes hacerlo sólo o puedes apuntarte a algún viaje organizado.

Ver cómo se viste una ciudad en época navideña es algo excepcional, además, conocer las costumbres lugareñas nos aporta un conocimiento que nos libera de los estereotipos de tu lugar de procedencia y te quita la presión de perfección social que tenemos tan marcada.

Si no queréis viajar porque os supone demasiado estrés o no tenéis el suficiente tiempo como para ello, hacer excursiones también es una buena manera de aprender y socializar.

Resultado de imagen de lisboa en navidad
Lisboa en Navidad

2- HAZ VOLUNTARIADO

No hay nada más positivo y satisfactorio que compartir tu tiempo con la gente que más lo necesita. Ponerte al frente y superar tu nostalgia transformando en alegría la tristeza de los más vulnerables.

En la web hacesfalta.org encontrarás diferentes formas de ejercer un voluntariado, presencial, virtual o porqué no, internacional si lo queremos combinar con un viaje.

Imagen relacionada

 

3- LOS AMIGOS

Dicen que los amigos son la familia que uno escoge así que no tengas miedo de hablar con tus amigos y explicarles cómo te sientes.

No te sientas avergonzado de celebrar la navidad con sus familiares, todo lo contrario, debes sentirte agradecido y feliz. Eso sí, si realmente no te apetece, tampoco debes sentirte obligado.

Y si las reuniones familiares ajenas te suponen demasiada carga emocional, siempre podéis reservar un día para hacer una cena especial a modo de fiesta navideña. Tus amigos estarán encantados de compartir contigo un trocito de estas fechas tan señaladas.

Resultado de imagen de amistad

Por encima de todo, recuerda que la Navidad sólo es una época del año cómo otra cualquiera, que un convencionalismo social no puede llevarte a cuestionar ni quién eres, ni la vida que tienes.

El fin de año siempre nos hace recapacitar a cerca de las metas logradas, los retos superados, los nuevos propósitos, los deseos y la prosperidad. Esa balanza nos afecta a todos así que no te sientas mal por ello.

De ti depende que este fin de año sea feliz.

Luzía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.